Nuevo café filosófico

Hola de nuevo a las cafeteras y cafeteros filosóficas. Iniciamos el curso 2018-19 con el tema propuesto en el último café del curso pasado. Mario Franco Ellie Beltrán y Marina Calderón conducirán el tema Drogas y adolescencia. Este año adelantamos media hora la entrada y os esperamos a todas este jueves 18 de octubre a las 18 horas en la Biblioteca. No faltéis. CF18Oct2018

 

Anuncios

NOVEDADES DE OCTUBRE

Empezamos el curso con nuevas adquisiciones para la biblioteca; novedades editoriales para gusto de todos.

novedades-18.jpg

 

_2BC08_147760.pdfElia se acaba de despertar de un coma y está un poco perdida. Lo último que recuerda es un concierto y una frase: “No puedo devolverte la canción, pero puedo mostrarte cómo danzan los peces”. Ahora que sus padres le han comprado un Smartphone, Elia por fin tiene acceso al Heartbits (un programa en la línea del WhatsApp) y los lectores somos testigos de todas sus conversaciones. Con la ayuda de su mejor amiga, Sue, Elia intentará recuperar los tres días que ha olvidado y, mientras tanto, conocerá a Tommy, un estadounidense que viene de intercambio a España; a Marion, una chica con media cara quemada que asiste a su terapia de grupo, y a Phoenix, un desconocido al que le encantan los aforismos.

descargaTras el éxito de su primer libro, Si tú me dices GEN lo dejo todo, en esta nueva obra los científicos de Big Van han recopilado las 107 preguntas científicas más interesantes y más gamberras que el público les ha ido haciendo durante sus actuaciones. Todo con el objetivo de hablar directamente de los temas científicos que realmente interesan a la gente. Aunque sean de temas completamente diferentes entre ellos: ¿Podemos regenerar las neuronas del cerebro? ¿Cómo puede arder el sol si no hay oxígeno? ¿Es verdad que se pueden hacer preservativos de grafeno?, etc. Preguntas que una vez las lees quieres saberla respuesta.

Todas están contestadas utilizando palabras sencillas y mucho humor, pero no por ello con falta de contenido científico, ya que cada una está escrita por el especialista de Big Van en la materia. Es, por lo tanto, un libro escrito por 19 pares de manos, y esto se nota un poco: cada uno tiene su propio estilo, pero en todas las respuestas hay bastante humor gamberro, frikismo, y mucho rigor a la hora de contestar.

Aquí tenéis el enlace de la página web de este grupo de científicos que intentan transmitir conocimientos de ciencia desde una manera atractiva y para todos los públicos. http://www.bigvanciencia.com/

 

BIENVENIDOS AL CURSO 2018-19

¡Feliz regreso a todos!

Casi antes de que hayáis pisado las aulas del instituto, os damos la bienvenida a este nuevo curso 2018-19 con una petición:

¡ESTAMOS BUSCANDO AYUDANTES DE BIBLIOTECA PARA LAS TARDES! Nuestra intención es que la biblioteca esté abierta dos horas por las tardes para que todos podáis utilizarla como lugar de estudio, consulta de internet y, por supuesto, para el préstamo de libros. Si estás interesado y eres alumno mayor de 15 años, puedes ponerte en contacto con Ana Santos, Teresa o Mercedes de Jefatura de Estudios.

amigos de la biblio

GANADORAS DEL CONCURSO LITERARIO

cartel concurso relatos 18.jpgOs dejamos los dos relatos ganadores de la II Edición del Concurso literario “Nuestros personajes literarios” organizado por el departamento de Lengua y Literatura.

Aquí tenéis los nombres de alumnas ganadoras. ¡Enhorabuena, chicas!

1º PREMIO CATEGORIA DE 1º Y 2º DE ESO: Alba Wen González López

2º PREMIO CATEGORÍA DE 3º Y 4º DE ESO: Miryam Guerrero Aguado

 

 

RELATO DE ALBA WEN GONZÁLEZ LÓPEZ

La verdadera historia del inocente Lobo Feroz
Hola me llamo Woolf, pero muchos me conocen como el lobo feroz de “Caperucita Roja”, “Los tres cerditos”, “Los siete cabritillos” y otros cuentos.
En estas versiones siempre soy malvado, pero, en realidad, ¡soy más bueno que el pan! ¿Que no os lo creéis? Pues aquí tenéis la verdadera historia de Caperucita Roja.
Todo comenzó un día primaveral. Estaba plantando margaritas cuando, de repente, me sonaron las tripas. Fui hacia mi restaurante preferido, “La carne sana”, y para ello tuve que atravesar el bosque. En esto estaba cuando vi a mi amiga Caperucita. Iba muy guapa y le empecé a lanzar piropos. Me dijo que se dirigía a casa de su abuelita para merendar y me invitó. Yo, como agradecimiento, comencé a hacer un ramo de flores para regalárselo a la abuela, pero ella prefirió hacerlo sola para darle un toque especial; así que fui hacia la casa de su abuela para jugar a las cartas y entretenerla.
Cuando mi amiga iba a llegar, decidimos gastarle una broma. Me puse el camisón de la abuelita y me metí en la cama. Al llegar, comenzó a criticarme: Que si tengo la nariz grande, que si mis ojos son enormes, que si mis orejas son muy peludas… Hasta que me llamó bocazas, y le grité: ¡es para comerte mejor! Creo que me pasé porque no paraba de gritar y chillar. Entonces para que se callara me la comí de un bocado. El problema fue ¡Qué no salía de mi estómago! Después de intentar escupirla, la abuela, ni corta ni perezosa, cogió tijera, hilo y aguja en mano y sacó a Caperucita sana y salva de mi barriga, eso sí, mucho más calmada. Yo del susto salí corriendo y con tan mala suerte, que resbalé y caí de bruces al río. ¿Que dónde está el cazador del cuento? Pues resulta que ese señor sólo era un policía despistado que se infiltró en esta historia por equivocación y de casualidad me encontró en el río chapoteando, pues no sabía nadar.

Que juzgue el lector si soy o no, un pobre inocente lobo feroz.
Escrito por:
El Lobo Feroz

RELATO DE MIRYAM GUERRERO AGUADO

YO, CELESTINA.

Cuando era pequeña me crié en la calle y aprendí de los campesinos y la gente mundana de mi ciudad, Salamanca. Lo poco que mi madre me enseñó es lo que soy ahora. Si esta vida de desgracias me ha dado alguna virtud, es mi don de manipular a los señoritos de alta alcurnia y mi prodigiosa habilidad verbal. Con mi hechicería me he preocupado de conseguir el amor de otros, pero qué hay de mí. ¿Acaso alguien se ha preocupado de mis sentimientos?
Cuando contaba dieciséis años comencé a trabajar para el sacerdote de la Iglesia de San Marcos. Gonzalo era poco mayor que yo, pero su padre, un rico burgués, se había encargado de que su hijo ocupara un lugar digno dentro de la comunidad eclesiástica, ya que éste no era bueno en armas.
Vivía en una casa demasiado grande para una persona sola y su padre se había empeñado en contratar a alguien para que la mantuviese limpia, lavara su ropa e hiciese la comida. Me pagaba bien y además la jornada de trabajo se me hacía amena. Todos los días después de terminar sus oficios, Gonzalo se encerraba en su estudio y nunca me dirigía una palabra. Yo dejaba la ropa limpia a los pies de su puerta y por supuesto, él comía después de que me hubiera ido.
Un día le oí gritar en su habitación, él me había prohibido entrar en ese cuarto, pero la curiosidad ganaba al deber. Cuando entré, estaba arrancando como un loco las hojas de un pequeño cuaderno. Se quedó sorprendido al verme y comenzó a llorar desconsoladamente. Me lo contó todo, su padre le veía inferior a sus hermanos por no ser un soldado. Los demás clérigos le trataban como a un niño y le criticaban por compartir el dinero del cepillo de la misa con los pobres y no entregarlo al obispo para sus caprichos. Su único desahogo era la poesía. Me fijé en lo agraciado que era, sus ojos eran pequeños zafiros de azul cielo y su pelo castaño rizado le cubría la frente. Desde aquel día nuestra relación cambió. Siempre comíamos juntos y muchas veces me leía lo que escribía.
Un amor puro se advertía en nuestras miradas y envolvía nuestros corazones. Pero esta situación era imposible, él era cura y pertenecíamos a diferentes clases sociales. Cada día llegaba antes a su casa y me iba más tarde, apenas tuvimos contacto físico, algún roce de manos y poco más. Pero nuestro deseo amoroso superó nuestra razón y una noche perdimos el control en su alcoba, fue la primera vez en mi vida que me sentí querida. Seguimos varias semanas con nuestro amor prohibido, pero las habladurías populares no tardaron en surgir. La gente me insultaba por la calle y a él ya no lo querían como cura. Entonces, su padre me despidió y jamás volví a ver a Gonzalo.
Más tarde, le trasladaron de ciudad y nunca supe su destino por más que le busqué. Desde entonces me siento vacía y no hay un minuto de mi vida que no piense en él. Por ello me dedico a unir parejas, pues no quiero que nadie tenga que pasar por mi dolor. De mis trabajos saco para comer, pero los años me han ido haciendo cada vez más codiciosa y envidiosa. Mi único deseo en esta vida es encontrarme con Gonzalo, nuestras almas jamás serán separadas.

Café filosófico sobre el uso de los móviles

Este jueves a las 18:30 en la Biblioteca, tendremos el café filosófico de mayo (que hemos retrasado una semana) para tratar el tema del uso de los móviles. Conducirán el café Laura Delgado, Pablo Vicente y Paula Delgado, que son alumnos de BA13 y BA14. Os esperamos

Por fin haremos el vídeo forum que dejamos pendiente sobre Moonlight

Por fin, este jueves 10 de mayo a las 17:30 haremos el Vídeo Forum sobre Moonlight que llevamos aplazando desde el curso pasado y que correrá a cargo de Manuel Marcos. Para los y las que lo estábais esperando, llegó el día. No se me ocurre mejor opción para pasar la tarde del jueves. Os esperamos.