GANADORAS DEL CONCURSO LITERARIO

cartel concurso relatos 18.jpgOs dejamos los dos relatos ganadores de la II Edición del Concurso literario “Nuestros personajes literarios” organizado por el departamento de Lengua y Literatura.

Aquí tenéis los nombres de alumnas ganadoras. ¡Enhorabuena, chicas!

1º PREMIO CATEGORIA DE 1º Y 2º DE ESO: Alba Wen González López

2º PREMIO CATEGORÍA DE 3º Y 4º DE ESO: Miryam Guerrero Aguado

 

 

RELATO DE ALBA WEN GONZÁLEZ LÓPEZ

La verdadera historia del inocente Lobo Feroz
Hola me llamo Woolf, pero muchos me conocen como el lobo feroz de “Caperucita Roja”, “Los tres cerditos”, “Los siete cabritillos” y otros cuentos.
En estas versiones siempre soy malvado, pero, en realidad, ¡soy más bueno que el pan! ¿Que no os lo creéis? Pues aquí tenéis la verdadera historia de Caperucita Roja.
Todo comenzó un día primaveral. Estaba plantando margaritas cuando, de repente, me sonaron las tripas. Fui hacia mi restaurante preferido, “La carne sana”, y para ello tuve que atravesar el bosque. En esto estaba cuando vi a mi amiga Caperucita. Iba muy guapa y le empecé a lanzar piropos. Me dijo que se dirigía a casa de su abuelita para merendar y me invitó. Yo, como agradecimiento, comencé a hacer un ramo de flores para regalárselo a la abuela, pero ella prefirió hacerlo sola para darle un toque especial; así que fui hacia la casa de su abuela para jugar a las cartas y entretenerla.
Cuando mi amiga iba a llegar, decidimos gastarle una broma. Me puse el camisón de la abuelita y me metí en la cama. Al llegar, comenzó a criticarme: Que si tengo la nariz grande, que si mis ojos son enormes, que si mis orejas son muy peludas… Hasta que me llamó bocazas, y le grité: ¡es para comerte mejor! Creo que me pasé porque no paraba de gritar y chillar. Entonces para que se callara me la comí de un bocado. El problema fue ¡Qué no salía de mi estómago! Después de intentar escupirla, la abuela, ni corta ni perezosa, cogió tijera, hilo y aguja en mano y sacó a Caperucita sana y salva de mi barriga, eso sí, mucho más calmada. Yo del susto salí corriendo y con tan mala suerte, que resbalé y caí de bruces al río. ¿Que dónde está el cazador del cuento? Pues resulta que ese señor sólo era un policía despistado que se infiltró en esta historia por equivocación y de casualidad me encontró en el río chapoteando, pues no sabía nadar.

Que juzgue el lector si soy o no, un pobre inocente lobo feroz.
Escrito por:
El Lobo Feroz

RELATO DE MIRYAM GUERRERO AGUADO

YO, CELESTINA.

Cuando era pequeña me crié en la calle y aprendí de los campesinos y la gente mundana de mi ciudad, Salamanca. Lo poco que mi madre me enseñó es lo que soy ahora. Si esta vida de desgracias me ha dado alguna virtud, es mi don de manipular a los señoritos de alta alcurnia y mi prodigiosa habilidad verbal. Con mi hechicería me he preocupado de conseguir el amor de otros, pero qué hay de mí. ¿Acaso alguien se ha preocupado de mis sentimientos?
Cuando contaba dieciséis años comencé a trabajar para el sacerdote de la Iglesia de San Marcos. Gonzalo era poco mayor que yo, pero su padre, un rico burgués, se había encargado de que su hijo ocupara un lugar digno dentro de la comunidad eclesiástica, ya que éste no era bueno en armas.
Vivía en una casa demasiado grande para una persona sola y su padre se había empeñado en contratar a alguien para que la mantuviese limpia, lavara su ropa e hiciese la comida. Me pagaba bien y además la jornada de trabajo se me hacía amena. Todos los días después de terminar sus oficios, Gonzalo se encerraba en su estudio y nunca me dirigía una palabra. Yo dejaba la ropa limpia a los pies de su puerta y por supuesto, él comía después de que me hubiera ido.
Un día le oí gritar en su habitación, él me había prohibido entrar en ese cuarto, pero la curiosidad ganaba al deber. Cuando entré, estaba arrancando como un loco las hojas de un pequeño cuaderno. Se quedó sorprendido al verme y comenzó a llorar desconsoladamente. Me lo contó todo, su padre le veía inferior a sus hermanos por no ser un soldado. Los demás clérigos le trataban como a un niño y le criticaban por compartir el dinero del cepillo de la misa con los pobres y no entregarlo al obispo para sus caprichos. Su único desahogo era la poesía. Me fijé en lo agraciado que era, sus ojos eran pequeños zafiros de azul cielo y su pelo castaño rizado le cubría la frente. Desde aquel día nuestra relación cambió. Siempre comíamos juntos y muchas veces me leía lo que escribía.
Un amor puro se advertía en nuestras miradas y envolvía nuestros corazones. Pero esta situación era imposible, él era cura y pertenecíamos a diferentes clases sociales. Cada día llegaba antes a su casa y me iba más tarde, apenas tuvimos contacto físico, algún roce de manos y poco más. Pero nuestro deseo amoroso superó nuestra razón y una noche perdimos el control en su alcoba, fue la primera vez en mi vida que me sentí querida. Seguimos varias semanas con nuestro amor prohibido, pero las habladurías populares no tardaron en surgir. La gente me insultaba por la calle y a él ya no lo querían como cura. Entonces, su padre me despidió y jamás volví a ver a Gonzalo.
Más tarde, le trasladaron de ciudad y nunca supe su destino por más que le busqué. Desde entonces me siento vacía y no hay un minuto de mi vida que no piense en él. Por ello me dedico a unir parejas, pues no quiero que nadie tenga que pasar por mi dolor. De mis trabajos saco para comer, pero los años me han ido haciendo cada vez más codiciosa y envidiosa. Mi único deseo en esta vida es encontrarme con Gonzalo, nuestras almas jamás serán separadas.

Anuncios

Café filosófico sobre el uso de los móviles

Este jueves a las 18:30 en la Biblioteca, tendremos el café filosófico de mayo (que hemos retrasado una semana) para tratar el tema del uso de los móviles. Conducirán el café Laura Delgado, Pablo Vicente y Paula Delgado, que son alumnos de BA13 y BA14. Os esperamos

Por fin haremos el vídeo forum que dejamos pendiente sobre Moonlight

Por fin, este jueves 10 de mayo a las 17:30 haremos el Vídeo Forum sobre Moonlight que llevamos aplazando desde el curso pasado y que correrá a cargo de Manuel Marcos. Para los y las que lo estábais esperando, llegó el día. No se me ocurre mejor opción para pasar la tarde del jueves. Os esperamos.

Ya era hora de otro café filosófico. Y volvemos con más ganas

Hola, este jueves 26 a las 18:30 retomamos el café filosófico que quedó aplazado de marzo. Por problemas técnicos, no ha sido posible hacerlo el tercer jueves de mes, pero sí el último. Os esperamos a todos con muchas ganas.

RECITAL DE POESÍA. El patrimonio de la palabra

Sin título

Un año más desde el departamento de Lengua y Literatura nos congregamos alumnos y profesores en la Biblioteca para hacer nuestro particular homenaje a la poesía. En esta ocasión el leit motiv de los poemas fue el Patrimonio (tema general de la Semana Cultural del Centro). Quizás no sea un un tema especialmente evocador, pero hemos de pensar que el mayor bien y patrimonio que recoge la poesía para realizarse es la propia palabra; la riqueza y expresividad de nuestra lengua que el poeta recoge,  modula, domestica y juega hasta hacernos entrega de lo que nos quiere comunicar. Otros elementos de nuestro patrimonio como el arte, los monumentos, el paisaje o los modelos literarios han servido de inspiración a los artistas de la palabra.

Aquí tenéis algunos ejemplos de ello y el testimonio gráfico de aquel encuentro.

Sigue leyendo

MUJERES ESCRITORAS. TOD@S LEEMOS

En nuestro escaparate de Asómate hemos seleccionado algunos títulos de escritoras mujeres de todos los tiempos que han sabido cautivar los corazones lectores de hombres y mujeres. Porque no creemos en que haya una literatura de mujeres y para mujeres, nuestras recomendaciones coincidiendo con el Día de la Mujer son para todos los públicos. Disfrutemos todos de ellas.

También os proponemos un juego. Relaciona las siguientes fotografías con los nombres de grandes escritoras de la última diapositiva.

NOS VISITA CARE SANTOS

care santosEl miércoles 14 de febrero nos visitó la escritora Care Santos, conocida por sus múltiples títulos dirigidos a un público juvenil (Okupada, Los ojos del lobo, El anillo de Irina, Mentira), pero también autora de novelas con prestigiosos premios como el Premio Nadal de 2017 de Media vida.

La autora nos habló de su trayectoria como escritora que puede vivir de la publicación de sus novelas, de su trabajo de creación, pero sobre todo de la novela que tiene cautivados a gran parte de los alumnos de ESO de este centro: Mentira. Estas novela empieza como una historia de amor, pero luego se convierte en un thriller que se adentra en los abismos de los delincuentes menores de edad.