Novedades enero

Aquí os dejamos unas breves reseñas

‘Reina Roja’, de Juan Gómez-Jurado

La agente Antonia Scott está en su piso prácticamente vacío de Lavapiés, al que llega un inspector de la Policía Nacional en el País Vasco, Jon Gutiérrez. Enviado por Mentor, Gutiérrez debe conseguir, y lo hace, que Scott se involucre en una investigación para detener a quien ha asesinado a Álvaro Trueba, hijo adolescente de la directora de uno de bancos más grandes de Europa, Laura Trueba.

Reina Roja‘ (Ediciones B, 2018) es un thriller escrito por el periodista Juan Gómez-Jurado y que ha cosechado un éxito enorme. Es la historia de cómo estos dos agentes tienen que trabajar al margen de la ley, ya que Antonia Scott es una agente entrenada por una unidad secreta, de la que, no obstante, no se tienen muchos detalles. Esta es una de las tramas que quedarán abiertas al final de la novela, como habrá comprobado quien ya la he leído. Y Gutiérrez es un policía suspendido de empleo y sueldo que, como no tiene mucho más que perder, deberá trabajar como compañero de Scott.

La trama de esta novela es muy interesante. La investigación se centra en averiguar quién ha asesinado al hijo de esta banquera, Laura Trueba, que es un trasunto de Ana Patricia Botín. Una víctima a la que se pueden sumar otras, porque Ezequiel secuestra a Carla Ortiz, hija de Ramón Ortiz, un empresario textil gallego que es, a su vez, un trasunto de Amancio Ortega. Aunque Ortiz se nos pinta en la narración como el hombre más rico del mundo.

Antonia Scott es una mujer que parece sufrir algún tipo de autismo o síndrome de Asperger y Juan Gómez-Jurado nos la presenta como la mujer más inteligente del planeta. Pese a que en algunos momentos suena descabellado pensar que es la mujer con el mayor cociente intelectual del mundo. ¿Es muy inteligente? Sí. ¿Tiene una memoria fuera de lo común? Sí, aunque el autor hace que lo demuestre simplemente memorizando unos ingredientes de un producto y poco más. Porque en aspectos más importante, por uno u otro motivo no lo recuerda todo. ¿Eso es como para decir que es la más inteligente del mundo? No. Y en sus deducciones hay mucho de suerte o explicaciones que no llegan.

Sea o no la mujer más inteligente del planeta, el caso es que trabaja (o trabajaba) a las órdenes de Mentor, hasta que su marido, Marcos, acaba en el hospital en coma. En ese momento, como Antonia Scott se siente culpable de que su marido esté comatoso en el hospital, lo deja todo, incluido su trabajo. Mentor cree que el caso de la muerte de Álvaro Trueba hará que reviva en ella su instinto policial. Y así es. Para lo cual necesitará la ayuda de unas pastillas que hagan que su cerebro funcione mejor. Sin ellas, pierde el control.

Reina Roja‘  nos mete de lleno en una investigación truculenta en plena ciudad de Madrid.

Antonia Scott y Jon Gutiérrez no pueden decir para quién trabajan, deben actuar en paralelo a las demás fuerzas del orden, a las que, por añadir dramatismo, no caen nada bien (en este caso, al capitán José Luis Parra, de la Unidad de Secuestros y Extorsiones de la Policía Nacional). Lo cual les da facilidad para saltarse la ley cuando quieran y no seguir ningún tipo de procedimiento policial. Eso les hace correr una serie de peligros de los que podrán escapar.

 ‘Loba negra’, de Juan Gómez-Jurado

El cadáver de una mujer aparece flotando en el río Manzanares, en Madrid. Hasta allí acude el inspector vasco Jon Gutiérrez, que se pregunta por qué la detective Antonia Scott no está con él. Después de conseguir sacarla, Antonia Scott aparece por sorpresa y deduce que la víctima fue arrojada al río desde un puente. Desea con todas sus fuerzas, con una obsesión que se ha apoderado de ella, que sea Sandra Fajardo.

Loba negra‘ es la segunda novela de Juan Gómez-Jurado protagonizada por Antonia Scott y Jon Gutiérrez. Con este thriller, el autor prosigue el éxito iniciado con ‘Reina Roja‘, al igual que en la cabeza de Antonia Scott están los monos, Sandra Fajardo y White. Dos personas a las que en esta ocasión no perseguirá en su nuevo caso (y eso que en la primera novela eran de suma importancia y ahora, en esta, ¿qué pasa con ellos?). No, porque Mentor les envía a los dos a Málaga con la misión de llevar a Madrid viva a Lola Moreno.

Lola Moreno es la esposa de Yuri Voronin y su búsqueda hará que los dos agentes se involucren, a su manera, en una trama policial de persecución de la mafia rusa en Marbella. Uno de cuyos clanes, al que pertenece Yuri, está liderado por Aslan Orlov. Coincidencia o no, Orlov es también el apellido de uno de los protagonistas de la novela policial ‘El secreto está en Sasha‘, de Rafa Melero, también mafioso ruso.

Loba negra‘ es una novela de fácil lectura, como lo era la primera parte. Su desarrollo es rápido, enlazando capítulos cortos en los que los acontecimientos se suceden en un continuo rodar hacia el final. Intercalado algunos capítulos que funcionan a base de flashbacks explicando algunos puntos para que el lector tenga todas las piezas (de un puzzle incompleto en ‘Reina Roja‘). Lo hace con un estilo desenfadado, mucho para lo que es habitual en una novela de este género. Pero como ocurre con ‘Reina Roja’, esta trama tiene puntos inconclusos, que no se acaban de explicar. Aunque cierra madejas de hilos abiertas en la primera parte, en esta se deja igualmente otras abiertas sin saber el lector bien por qué.

                                               Un amor de Sara Mesa

“Todo ha ocurrido en muy poco tiempo. Tan poco que se asombra cuando lo piensa. Estrenó un tubo de pasta de dientes cuando llegó a La Escapa, un tubo que ha estado usando dos o tres veces diarias y, aun así, todavía no lo ha terminado de gastar, aún queda como un tercio. Es increíble, se dice: removerse por dentro por completo, sacudirse, darse la vuelta y volvérsela a dar, en menos de lo que se tarda en gastar 125 mililitros de dentífrico”. Este párrafo está casi al final de “Un amor“. Cuando aparece, llevamos ya leído el noventa por cien del libro. Podría parecer raro tomarlo como inicio de la entrada, como empezar por el final, pero es que resume de maravilla lo que puede cambiar una persona en unas semanas. Las que se puede tardar en gastar dos tercios de un tubo de dentífrico. Las que tarda una persona en meterse en un mundo que le es extraño y que, por extraño, se le vuelve hostil.

Natalia es traductora. Por primera vez se enfrenta a una traducción literaria encargada por una editorial. Hasta ahora tenía un trabajo de oficina. Traducciones comerciales, correspondencia con clientes extranjeros, cosas así. No un empleo mal pagado, pero sí muy alejado de sus intereses. Pero no fue la falta de interés lo que le hizo abandonar su trabajo y venir a sepultarse en La Escapa. Fue un asunto turbio, un error de esos que se cometen sin saber muy bien por qué. Aunque tal vez, inconscientemente, solo tal vez, lo cometió para tener el pretexto de dejar un trabajo que no le gustaba. 

Nat se ha trasladado a un lugar que en nada se parece a la ciudad en la que siempre ha vivido. No es el lugar que le hubiera gustado, pero era el que se podía permitir. Hubiera preferido el mar, pero salía muy caro. Así es que se ha quedado en La Escapa, en un paisaje reseco en el que se diseminan olivos, alcornoques y encinas. Las jaras, pegajosas y humildes, son las únicas flores que salpican la tierra. La monotonía de los campos se rompe únicamente por el contorno de El Glauco, un monte bajo de arbusto y matorral que parece dibujado a carboncillo sobre el cielo desnudo”.

Ha alquilado una casa, que se empeña en adecentar, a un casero malencarado, grosero, machista y que no está dispuesto a colaborar con los arreglos que su propia casa requiere. Un hombre que la mira con suspicacia por ser mujer, por vivir sola, por una independencia que adivina amenazadora para sus prejuicios de macho dominante. Y sin embargo, Nat le teme. Lo encuentra violento y esa violencia la asusta. 

Al inicio de “Un amor” encontramos a Natalia llena de proyectos, ilusionada con su nueva vida como todos nos ilusionamos cuando los proyectos solo están dibujados en nuestra mente con los rasgos firmes y coloridos que queremos darles. “Cuando consiga el perro será más fácil. Cuando organice sus cosas y coloque su mesa y adecente los terrenos que rodean la casa. Cuando riegue —qué seco está todo— y limpie —qué descuidado—. Cuando refresque. Será mucho mejor cuando refresque”. Pero poco a poco, la realidad se hace presente y los trazos alegres con que se dibujan los proyectos, se emborronan de realidad y nada termina resultando como se había imaginado. El perro es arisco y no responde a los juegos y muestras de cariño que la joven le manifiesta. El casero no está dispuesto a asumir los cambios y reparaciones que la casa precisa para ser más cómoda y poco a poco todo se irá modificando en la mente de Natalia con respecto a sus planes iniciales.  

La idea del huerto que planeaba hacer en los terrenos adyacentes termina por ser desechada cuando se dispone a comprar las herramientas necesarias y Píter, el primer amigo que hace en el pueblo, se ofrece a prestarle las suyas justo antes de añadir “que a lo mejor debería desechar la idea del huerto. En su parcela no se ha cultivado nada durante años; la tierra está completamente estéril; se necesitarían días y días de trabajo duro para adecentarla, además de un dineral para fertilizantes y abonos. Si ella sigue empeñada —Nat se detiene en la palabra empeñada—, podría echarle una mano, pero definitivamente no se lo aconseja”. Píter, al que llaman el hippy, vive en el pueblo hace años y se dedica a hacer vidrieras. En principio se entienden bien, pero él es demasiado protector y muy dado a decirle lo que tiene que hacer y cómo debe comportarse. Del mismo modo que Natalia no se enfrenta al casero y acepta que todo se lleve a cabo como él plantea, tampoco se enfrenta a Píter. La idea del huerto será abandonada.

Por lo que a su trabajo se refiere, Natalia está ilusionada con sacar adelante su primera traducción literaria, unas piezas teatrales cortas cuya autora no escribió en su idioma original sino en el idioma del país al que se exilió. Y ese idioma es el francés y me viene a la cabeza Agota Kristof, la escritora húngara que escribió toda su obra en francés, el idioma del cantón suizo en el que encontró refugio. Ese escribir en un idioma que no es el materno hace que el lenguaje no sea demasiado complicado sino rudimentario, incluso plano. Al principio Nat pensó que sería una ventaja para la traducción, pero se le está empezando a revelar como lo contrario, como una dificultad”

Las dificultades empiezan a ser muy abundantes en la vida de Natalia y no solo en lo que a la traducción se refiere. Aunque tal vez rodo sea lo mismo al fin y al cabo. Natalia no habla el mismo idioma que los demás vecinos de La Escapa. Al menos, no el mismo idioma sentimental. Ella no les entiende y ellos no la entienden a ella. Ni siquiera con los otros forasteros, los que también se refugian en el pueblo, bien indefinidamente, o bien como lugar de vacaciones, existe un entendimiento. Ni siquiera cuando surge el amor, surge con él el entendimiento o el compañerismo. Ni siquiera surge el amor. Es una relación que a Natalia la absorbe por completo, pero que nunca llega a entender. Así pasa de preservar el encanto de lo ilícito, verse interrumpidamente, con clandestinidad” a sentir que él “excava en su indefensión, sacando paletadas y paletadas de confianza. Ella se vuelve cada vez más pequeña, y él más fuerte. Ella más dependiente, y el más libre”.

Y a pesar de todos, de los vecinos de la ciudad que la invitan a sus fiestas, de Píter obsesionado por ayudarla, de Joaquín y Roberta para los que termina trabajando en la limpieza de la casa ya abandonados sus intentos de traducción; a pesar de de todos y de todo.

La noche es mi reino de Claire Fauvel

Una historia coming-of-age sobre la amistad, la adolescencia, y la importancia de luchar por lo que uno quiere. Nawel tiene 20 años, canta en un grupo de rock y es muy temperamental. Sus estudios la llevan a París, donde ella y su mejor amiga Alice deben hacer frente a la brecha cultural y social que existe entre la capital y los suburbios. A pesar de las dificultades, Nawel quiere conquistar la ciudad. Durante un festival de jóvenes talentos, conoce al músico Isak Olsen, de quien se enamora de inmediato. Nawel decide entonces dejarlo todo y dedicarse por completo a la composición de su primer álbum para alcanzar su sueño a toda costa…

Maneras de vivir de Luis Leante

Interesante novela que se hizo con el XVIII Premio Edebé de Literatura Juvenil de 2020 y nos lleva a través de la mítica canción de Rosendo, Maneras de vivir, que da título al libro y que verso a verso va introduciendo los diferentes es capítulos de la novela.

El narrador cuente en primera persona cómo conoció a un cantante y guitarrista de rock muy bueno
 que formaba parte del grupo Samarkanda y recuerda con emoción cuando lo escuchó cantar junto a Rosendo la mítica canción.

La vida importante del grupo musical fue efímera. luego pasó a ser una orquesta BBC (Bodas Bautizos y Comuniones) y sobreviviéndome hasta la ruptura final, pero la vida del grupo no es lo importante, lo realmente interesante es la vida del alma del grupo, Jimi, más feo que Picio, con una voz magnífica y una habilidad para la guitarra como pocas.

Cuando el escritor conoció a Jimi iba a salir de viaje con su familia. Un grupo algo dispar formado por el protagonista, su segunda mujer, Rosa Winchester; la hija de está de otra relación anterior, Luna; y Manu, hijo de Jimi y su primera esposa.

De una conversación con ellos surge la idea de escribir una novela.
 Se trata de contar los avatares de la vida del protagonista y sus seres queridos. Una vida no cómoda precisamente, llena de altibajos, sobresaltos, reencuentros, recuperación del tiempo perdido, amistad, amor y muchas ganas de vivir.

La vida no le fue fácil a ninguno de ellos, cada uno vivió como pudo o como mejor supo, cometiendo errores y reiniciando nuevas vidas. Jimi no conoció a su hijo hasta los quince años, cuando murió la madre de este y no le quedó más remedio que buscar cobijo con su padre. Anteriormente no existió ningún contacto entre ambos.

Manu no siente apego alguno por su padre, no quiere vivir con él ni con la mujer y la joven con la que comparte su vida. Solo quiere huir sin saber a dónde, buscando su lugar en este mundo.

Rosa, hija de un profesor de música clásica, terminó siendo rockera y rompiendo sus relaciones con su progenitor. Viste de forma llamativa, incluso tiene el pelo verde.

Luna, hija de Rosa, se debate entre el violonchelo y la guitarra rítmica. También busca su lugar y se siente incómoda con la presencia de Manu en su familia. La verdad es que las relaciones de está con su madre y su nueva pareja cambia mucho cuando aparece un elemento extraño que se siente incómodo y rechaza, sobre todo, a su padre.

Forman una familia de supervivientes. Todos arrastran un pasado duro y buscan superarlo pero no es fácil la convivencia diaria de está personas que viven cada uno a su manera, y si las relaciones familiares fuesen poco problemas, Jimi, que en el fondo es muy buena persona y no sabe decir que no, se complica su existencia y arrastra a los demás, incluso a sus mejores amigos, que siente com9 propios los problemas de Jimi.

La estructura de la obra es sencilla, no exenta de riesgo, porque el autor se planeta escribir una novela entrevistando a los cuatro personajes principales y a lo que el lector se enfrenta son a transcripciones de las charlas, que poco a poco van tejiendo un entramado sólido y resistente que atrapa al lector cuyo hilo conductor son palabras del cantante Rosendo.

La vida de ese rockero trasnochado, que pasó un periodo de tiempo en la cárcel y vive en el ocaso de su carrera, cobra fuerza al ser analizada desde cuatro perspectivas diferentes y muy personales, que muestran distintas caras de la misma vida, que a modo de rompecabezas van encajando aunque no lleguen a cerrar la historia.

La música es el motor de la historia, está presente en todas y cada una de las páginas, pero la grasa que hace que ese motor funcione de maravillas son las ganas de vivir y el derecho a tener una segunda oportunidad en nuestras vidas, ese es el verdadero mensaje. Podemos cometer errores en nuestra existencia, pero si podemos enmendarlos y se nos presenta una nueva oportunidad, no dudemos en cogerla con fuerza antes de que sea tarde. Vive.

Merecido premio el de esta novela de Luis Leante, que sabe tejer con palabras vidas ajenas que nos parecen muy cercanas y nos animan a vivir
. Hay que superar los obstáculos, hay que redimirse y hay que reinventarse y hay que estrechar los,lazos familiares.

Para esos nostálgicos que nos leen aquí os dejamos con Rosendo

Tu comentario nos hace crecer

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s